Archivos de la categoría ‘Comunicación’

Hace unos días un querido compañero del Máster, Raúl Antón Cuadrado me envió su libro “Cuadernos Telira” Nº14 Otoño Invierno 2011. El libro, en su formato tradicional -y como lo hubiera hecho el siglo pasado- cruzó el océano desde España hasta mi Rosario, hasta mí. La letra de Raúl cruzó con líneas rojas irreverentes las cuidadas páginas y me dejó esa marca humana querida sin ser conocida.

El libro de Raúl (del que participan con sus producciones otros compañeros como Amaia Arroyo  y Margarita Serrano) analiza una nueva forma de arte en las redes: los poetweets. Además de la poesía,  ofrece un análisis sobre el Netmodernismo, la poesía y su relación con la red social de microblogging.

Particularme, traigo aquí sus reflexiones sobre la Narrativa del Ciberespacio. Nos dice Raúl Antón Cuadrado: “el ciberespacio no tiene aún una narrativa específica, como en su momento definieron otros medios como tv, radio, periódicos, cine… Estas narrativas siempre se han construido observando las restricciones técnicas del medio y la voluntad de los emisores de los mensajes (p.e. los estudios de Hollywood en el caso del cine occidental). Lo delicioso de la definición de la narrativa de Internet es que se está especificando en este preciso momento, por medio de la negociación de los participantes intensivos en la esfera ciberespacial. La narrativa de Internet, la están a decidiendo principalmente los nativos digitales y, en menor medida, los que se han llamado digerati. Es decir, por vez primera desde que existen medios de comunicación de masas, desde el libro, los receptores de los mensajes van a ser los responsables de definir la narrativa, la forma de transmitir, de un medio. Aunque, eso sí: La única razón por la que se permite al receptor definir la narrativa de Internet es para asegurar que está cómodo en ella y así poder dedicarle a lo que sirve: la Web2.0 se ha creado para hacer negocios”.

Para seguir leyendo, recomiendo el post “8 mandamientos de la Narrativa en el ciberespacio” publicado en su sitio web Comunicación Extendida

Anuncios

Oliverio Girondo (1891-1967) fue un poeta argentino al que se ubica a la vanguardia de la Vanguardia. Sin dudas sobran los motivos para acercarse a su obra, pero puntualmente en este post me interesa comentar su apego a la matriz no lineal de la poesía.

En 1932, Girondo publica Espantapájaros, un libro en el que los poemas hilbanan sus versos de un modo caprichoso y escurridizo. Si Girondo hubiera conocido el hipertexto, su empecinado esfuerzo por escapar del renglón estructurado que va de izquierda a derecha habría sido más sencillo de alcanzar.

Girondo, siguiendo a Apollinaire armaba sus “Caligramas” teniendo en cuenta la métrica, el sentido poético y la imagen que esbozaban las palabras al ubicarse en la hoja. Los caligramas son poesías que se leen y se miran. En ellos, el poema dibuja un objeto relacionado al tema principal de éste, aunque en ocasiones se da el caso de simples poemas visuales escritos en cierta forma o de dibujos que no guardan relación con el poema.