Los Vengadores arribaron a mi vida, y casi sin proponérmelo, incluso intentando escapar de sus garras forjadas en la fragua de la industria cultural terminé “conociendo” la historia antes de ver el film, antes de consumir la historia “oficial” que seguramente dejará varias partes sucesivas. En este posteo busco analizar 3 elementos con los que la narración del relato de Los Vengadores llegó hasta a mí:

– Feria del Libro: En Buenos Aires, hasta el 07 de mayo se desarrolla la 38ª Feria del libro, un evento de trascendencia a nivel internacional en el cono Sur. Allí fui con mis hijos (7 y 8 años). Viajamos 350 kilómetros para ver los cientos de stands. El que brilló entre todos, el que los cautivó, fue el de los comics de Marvel. tengo que reconocer que nunca seguí ningún comic aunque conozco gran cantidad de personajes e historias. Mis hijos quedaron boquiabiertos antes el poster gigantesco de The Advengers. Aunque el comic es de 1963 nunca los había visto. Pero cuándo se formó este grupo? Serán los Cuatro Fantásticos”, les dije. Nunca me vieron más vieja. Los Vengadores estaban en la Feria y me invitaban a conocerlos. Una rara mezcla de íconos clásicos como el capitán América o el Increíble Hulk junto a tecnología e innovación. Un dios de la mitología nórdica como Thor “luchando” junto a Iron Man y su tecnológico vagage cibernético. Me traje un revista a casa, que era para los chicos, fue una excusa.

Un Código QR: Sábado por la mañana. Los fines de semana suelo darme el gusto de comprar el diario en formato papel, tiene un “noséqué” especial. Abro la sección Espectáculos, no me extranó que la película fuera récord absoluto con 1 millón de espectadores en 10 días. Lo que llamó mi atención fue el pie del anunció: “Tu celular nunca tuvo tantos superhéroes. Escaneá el código y comprobalo”.

Tentada lo hice. Y allí estaban… los 5 “superhéroes” de Marvel narrando su historia desde mi smartphone en una intrincada combinación de audio, imágenes, perfiles, descargables, gratuitos y a la venta. Mucha información partiendo de un diario (Clarín) en formato papel, pasando por mi celular y empujándome casi a ver de qué se trataba el film.

La Película: Finalmente me involucré en el rito tradicional de “ver” una historia a esta altura conocida. Saqué las entradas para mis hijos y yo. Nos pusimos los lentes 3D y nos dispusimos a ver el relato que nos había sido anticipado: quiénes eran “los buenos y los malos” y quienes triunfarían al final. La película es una bizarra mezcla de fragmentos sobre mitología germánica, extraterrestres y elementos de la cultura de masas norteamericana de corte “hipodérmico” . Referencias a la Guerra Fría, el Cambio climático, la generación de nuevas fuentes de energía sustentable, el rol de la ciencia y de los científicos en este escenario y las ascención de “Soperhéroes” capaces de solucionar todos los entuertos son algunos de los elementos que me deja el film. Refritos de frases famosas junto a recursos humorísticos que desacartonan el perfil del superhéroe por un lado, al tiempo que se refuerzan por el otro como en el caso de los diálogos de Capitán América.

Por muchos motivos: mediáticos, culturales y comunicaciones, sentí que ya conocía esta historia antes de haber visto a los The Avengers en la pantalla grande.

Anuncios

El Grupo 2 de narrativas Digitales ha decidido armar el relato digital en base al personaje de la joven Pepita Pérez.

Ella vive en una pequeña comarca española y deberá optar entre estudiar trabajar en la gran ciudad. Se dice que elegir es renunciar, aunque esto no corre para los relatos digitales donde el usuario siempre puede volver sobre sus pasos y andar varios caminos.

Para armar el guión hemos elegido la herramienta Google Docs y la plataforma en la que integraremos todos los elementos multimedia que irán bifurcándose es Google Sites, siguiendo este link.

Para crear a Pepita utilizaremos los recursos de dos herramientas: una de ellas es ToonDoo un interesante sitio online que permite armar viñetas para comics.

Fuimos buscando entre las opciones y una de las que utilizaremos en sus diversas variantes es ésta:

Oliverio Girondo (1891-1967) fue un poeta argentino al que se ubica a la vanguardia de la Vanguardia. Sin dudas sobran los motivos para acercarse a su obra, pero puntualmente en este post me interesa comentar su apego a la matriz no lineal de la poesía.

En 1932, Girondo publica Espantapájaros, un libro en el que los poemas hilbanan sus versos de un modo caprichoso y escurridizo. Si Girondo hubiera conocido el hipertexto, su empecinado esfuerzo por escapar del renglón estructurado que va de izquierda a derecha habría sido más sencillo de alcanzar.

Girondo, siguiendo a Apollinaire armaba sus “Caligramas” teniendo en cuenta la métrica, el sentido poético y la imagen que esbozaban las palabras al ubicarse en la hoja. Los caligramas son poesías que se leen y se miran. En ellos, el poema dibuja un objeto relacionado al tema principal de éste, aunque en ocasiones se da el caso de simples poemas visuales escritos en cierta forma o de dibujos que no guardan relación con el poema.

Habitualmente sigo las publicaciones y actividades en línea de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (www.fnpi.org) Voy descubriendo herramientas, recursos y sustrato teórico para muchas de las cosas que hago aunque la mayoría de ellas ya no tengan que ver específicamente con el periodismo en su ascepción tradicional.

Mirando las relatorías y resúmenes de los twicam que organizan con especialistas invitados, descubrí una herramienta que puede ser interesante en la búsqueda de plataformas para la creación de relatos digitales.

Se trata de Storify. El sitio está en inglés y yo no soy muy fiable en mis traducciones pero en líneas generales es una herramienta de curación de contenidos para redes sociales, creada con el objetivo de construir historias sociales a partir de la reunión de los distintos twees y posteos desperdigados por distintos medios digitales aglutinándolos en una narrativa coherente. “Estamos construyendo la capa de la historia por encima de las redes sociales, para amplificar las voces que importan y crear un nuevo formato de medios de comunicación interactivo, dinámico y social”.

Vale la pena probar de qué se trata. En FNPI pude ver aplicaciones concretas (èste es un ejemplo) y resulta de utilidad.

Habrá que soltar la imaginación y ver qué otras historias se podrían contar, para quienes quieran saber un poco más, va un demo (en inglés)

¿Y qué es la Narrativa Digital?

Publicado: abril 13, 2012 en Uncategorized

Una nueva forma de narrar, no lineal, que permite la coautoría con el lector, en la que se articulan audio, texto, sonido, video. habilita la convergencia de lenguajes y permite múltiples visiones y múltiples lecturas.

Me gustó una presentación que ví en Prezi de Ana María Arrieta.Tiene bastante texto, pero para empezar a andar este camino necesito dar mis primeros pasos sobre Palabras Escritas que me ayuden a avanzar.

Lo linkeo aquí para quien quiera verlo:

Me pareció interesante comentar aquí el caso del weblog de Hernán Casciari (http://mujergorda.bitacoras.com/) que trascendió el ciberespacio convirtiéndose primero en un libro, luego en una obra de teatro y finalmente en una película bajo el título “Más respeto que soy tu madre”

Son 200 posteos relacionados aunque autónomos “escritos” por una típica mujer de clase media argentina. Si bien los capítulos llevan números correlativos no implica una lectura lineal. Amalgama texto, hipertexto, imágenes. A partir del capítulo 56 lo usuarios comenzaron a dejar comentarios por lo que la interacción con el lector encontró su espacio.

Hoy el weblog ya no es la bitácora diaria que Casciari comenzó a escribir el 2005. Es un producto acabado y cerrado pero es un ejemplo de relato digital que al menos en estas latitudes fue un suceso (también hay una edición española del libro en la que, estimo no habrá tanto costumbrismo porteño)

Pueden leer el weblog en: http://mujergorda.bitacoras.com (para la edición del libro, obra, etc. se cambió el título por “Más respeto que soy tu madre”) y dejo un artículo del Diario Clarín en que se explica “Cómo se construyó Más respeto que soy tu madre” http://edant.clarin.com/diario/2008/08/06/um/m-01730811.htm

Como en Rayuela…

Publicado: abril 10, 2012 en Uncategorized

A los 20 años tropecé con Rayuela de Julio Cortázar.

Era un libro gordo que compré para perderle el miedo a los libros gordos.

En sus primeras páginas Cortázar me advertía que había muchas maneras de leer este libro y mostraba un montón de números (que tras leer supe que eran capítulos) bajo el Título Tablero de Dirección.

Leer un libro a los saltos, sin seguir un orden lineal era raro, sigue siéndolo.

Seguir un relato sin caminar los senderos tradicionales.

Frente a esta materia: Practicum: Narrativas Digitales siento algo similar.

La fascinación de ver, explorar y animarme a producir mis propias narraciones echando mano de la convergencia de lenguajes, jugando con herramientas multimediales, animándome a pensar de modo fragmentario pero creando sentido y enhebrando un mensaje.

Sola y con otros.

Ya veremos cómo me va… y si llego al CIELO